Divergente, Veronica Roth



En una distópica y futurista Chicago, una sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban a la agresividad, crearon Cordialidad; los que culpaban a la ignorancia, se agruparon en Erudición; contra el engaño surgió Verdad; contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía. Al cumplir los dieciséis años, cada individuo debe tomar la decisión de permanecer en la facción de sus padres o cambiarse de esta. Si se cambia, tendrá que renunciar a volver a ver a su familia. Tras la Ceremonia de Elección todos los chicos deben pasar por un proceso de iniciación en cada facción: el que no lo supere se quedará Sin Facción, convertido en un excluido de la sociedad.


Beatrice Prior es una chica de 16 años cuyos padres son de abnegación, pronto se acerca su ceremonia de elección. Tras romper todos los estándares, decide que su lugar está en osadía.
Durante su estadía en su nueva facción, descubre los malvados planes de la líder de erudición, la cual planea hacerse con el control de la sociedad mediante la manipulación.

Una de las cosas que más me gustan de esta trilogía es que es futurista. Me encanta ver en que piensan otras personas cuando mencionan el futuro, los avances tecnológicos y de la sociedad.
Y aunque la sociedad del libro no me parece una buena forma de distribución, es lo que da juego a la historia.
Los personajes están muy bien pensados y desarrollados, y es fácil de captar sus sentimientos. El espacio en el que se sitúa de por sí ya es original, y si añadimos el tema de las facciones ya no hay que decir más.

Una obra llena de aventura, creatividad y fuertes sentimientos que te atraparán.




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ESTAMOS EMPARENTADOS CON EL MONO? (ENSAYO)

La novena hija del conde, Phavy Prieto

Metamorfosis (adaptación), Ovidio