El renacer de los vampiros





EL RENACER DE LOS VAMPIROS

            
1. PREÁMBULO     

Nunca me había detenido a pensar en el sentido de nuestra existencia, los seres que habitan en este mundo, como criaturas oscuras que penetran tus sueños mientras tú duermes plácidamente en la cama, sin saber lo que te espera al abrir los ojos en un nuevo día.

La primera vez que los vi iban los tres uno detrás de otro, caminado por los pasillos con una gracilidad increíble. Sus rostros eran hermosos, tenían una tez muy pálida, y unos ojos de color cobrizo intenso, su belleza era casi inhumana. La chica iba en cabeza, su pelo rubio sedoso descansaba sobre sus hombros, y tenía una expresión de enojo. Los chicos al contrario de ella tenían una expresión despreocupada y un pelo alborotado.


2. SOBRENATURAL

Me desperté temprano y me vestí apresuradamente, baje las escaleras hacia la cocina mientras recogía mi mochila.
-Buenos días Bianca –Me saludo mi madre.
-Buenos días –Conteste.
Me prepare un desayuno rápido mientras repasaba mentalmente el examen de biología, no había estudiado mucho y tenía todas las posibilidades de suspender, pero deje de pensar en ello ya que me ponía más nerviosa de lo que estaba.
Salí de casa nada más terminar y cogí el bus para ir al instituto, al entrar me esperaba Esmeralda que jugueteaba nerviosamente con un lápiz.
-Hola Esmeralda –La salude.
-Hola, ¿sabes qué?, hoy han venido unos alumnos nuevos de Francia, son muy raros y no hablan con nadie, dicen que se mudaron hace dos semanas pero nadie sabe nada sobre ellos.
-Qué raro, ¿has estudiado para biología?
-Sí, pero no sé yo, creo que voy a suspender el examen.
Cuando entramos en clase de biología en profesor Giovanni entro junto a tres alumnos nuevos, deduje que debían de ser los franceses, eran sorprendentemente guapos, más que eso, tenían unos ojos muy bonitos de color cobrizo y un color de piel muy pálido. Al parecer no fui la única en reaccionar de ese modo, todos mis compañeros les miraban como si fueran criaturas de otro mundo.
-Buenos días, os presento a tres alumnos nuevos, Jean, Pierre y Caroline, los tres son hermanos y vienen de los Pirineos.
-Encantados de conoceros –Dijeron a la vez con unas voces persuasivas y un marcado acento francés.
-Muy bien sentaros. Hoy teníamos programado el examen de biología, pero dado al traslado de estos chicos, lo vamos a atrasar una semana para que puedan ponerse al día, entonces abrir el libro por la pagina cuarenta y tres.
Durante toda la hora no puede dejar de mirarles, eran tan impresionantes que daban miedo, no se movían ni un milímetro, parecía que no respiraban, tenían una postura muy rígida y no pestañeaban. Daban miedo.
Espere ansiosamente a que la clase terminara, y Esmeralda me acompaño a la cafetería a la hora del almuerzo.
-Son muy raros –Criticó mi amiga.
-Ya.
Esa fue la primera vez que Jean se giró para mirarnos, parecía que sus ojos penetraban en tu mente para saber todos tus secretos más íntimos, me pareció divisar una leve sonrisa en su rostro, pero no lo puedo asegurar, fue tan rápido que igual eran imaginaciones mías.
-Bianca, ¿me escuchas? –Me pregunto mientras zarandeaba su mano en frente de mi cara.
-Sí, perdón, ¿Qué decías? –La conteste mientras salía de mi profundo sueño.
-Nada –Dijo con una sonrisita.
-Bueno, esta tarde podemos acercarnos a la ciudad a comprar los nuevos libros de historia, ¿Qué te parece? –Dije esperanzada de cambiar de tema.
-Buena idea, luego podemos ir a una nueva boutique de ropa que está al lado, he visto unas botas con un precio de escándalo.
Al llegar a casa me puse a hacer los deberes, después de terminar decidí mirar el correo electrónico y me encontré un correo de mi hermano, que se había ido a estudiar a Estados Unidos, y le conteste de inmediato.

Hola Bianca,
Q tal por Italia??? Muy pronto iré a visitaros, espero que mama y tú estéis bien.
Besos, Federico.
-------------------------------------------------------
Que tal por Estados Unidos??? Tengo ganas de verte. 
Con cariño, Bianca.

Sobre las seis de la tarde la madre de Esmeralda nos llevó a la librería a recoger los libros y cuando terminamos fuimos a la nueva boutique de moda, antes de poder entrar oímos un sonido estridente en un callejón cercano, era el peor grito que podría haber escuchado en toda mi vida, era una mezcla de desesperación y dolor, después de unos segundos el chillido se fue apaciguando hasta desaparecer. Entonces fue cuando los vimos saliendo del callejón con los labios manchados de sangre, eran ellos, los hermanos franceses, Pierre nos mostró sus colmillos y nos miró como si fuéramos comida. ERAN VAMPIROS. Todo fue muy rápido, Caroline arremetió contra Esmeralda y ella cayó al suelo, mi amiga empezó a gritar, era horrible, yo me quede quieta sin poder hacer nada viendo como la vida de mi mejor amiga se consumía poco a poco, estaba muerta, era demasiado tarde para ella, yo caí al suelo desesperada, note un mordisco en mi cuello y luego no vi nada, solo sentí un líquido espeso caer desde mi cuello, era sangre, me habían mordido. 


3. LA OTRA VIDA

Entre en un sueño profundo, si eso era morir tampoco era tan malo, soñé con cosas muy bonitas, una mañana soleada con mi familia en Roma, el olor de las rosas, la comida de mi abuela, la sonrisa de mi padre antes de que muriera, mis amigos...ESMERALDA, de repente ese bonito sueño se convirtió en una pesadilla, alguien me zarandeo y abrí los ojos de golpe. No estaba sola, me encontraba en un amplio salón y al lado estaban Jean, Pierre y Caroline.
-Bienvenida a tu nueva vida –Me dijo Jean con una amplia sonrisa.
Ahora lo comprendía, era una de ellos, me había convertido en un Vampiro.   



                                                                           



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los chicos del coro

Registro de libros leídos

LOVE IS IN THE AIR... (CARTA DE SAN VALENTÍN 2017)