Los nombres del fuego


Nº de páginas: 320

Encuadernación: tapa blanda


Editorial: Santillana LOQUELEO


Lengua: castellano


Autora: Fernando J. López




Fernando J. López ha publicado recientemente su nueva obra llamada Los nombres del fuego, donde cuenta las misteriosas vidas de Xalaquia y Abril, dos adolescentes a las cuales separa el tiempo y el espacio, pero cuyos futuros están ligados entre ellos.

Las dos pertenecen al mismo planeta, pero las separa el tiempo.
Xalaquia vive en Tenochtitlan del siglo XVI, actual México, un lugar lleno de magia y tradición, mientras que la joven Abril vive en el Madrid del siglo XXI.
Las dos sienten que no encajan en la sociedad y quieren descubrir quiénes son realmente.

Xalaquia se niega a aceptar lo que la sociedad espera de ella, casarse y criar a los hijos, quiere ser libre y descubrir el mundo. Tiene un don concedido por los dioses, puede conjurar la magia de la naturaleza, un don que le hace realmente especial y diferente.
Abril, ella odia su nombre. Se enfrenta a una crisis de identidad y aceptar lo “rara” que es, desde que sus padres se separaron su vida cambió para siempre. Parece ser un imán para lo enigmático, y eso lo empieza a descubrir cuando le empiezan a pasar cosas inexplicables.
Ninguna de las dos se conoce, pero sin saberlo sus destinos están unidos, y no podrán evitar descubrir la verdad.

El autor nos relata la forma de vida que tiene cada una de las dos chicas, la diferencia cultural y las costumbres del tiempo que les rodea.
Consta de 26 capítulos alternando una narración entre Xalaquia, Abril y algunos de los personajes que aparecen a lo largo de la obra.
El concepto de la obra es bastante bueno y tiene originalidad, pero el autor le podría haber dado más juego.

La idea que ha tenido el autor me ha gustado, ha sabido relacionar bien los dos tiempos, pero la forma en la que ha escrito esta obra me ha resultado un tanto aburrida.
Cuando compré el libro y leí la sinopsis me gustó, pero al empezar a leerlo ya no lo veía de la misma manera. Creo que eso ha sido debido al estilo del autor, que como cada escritor tiene su propio estilo de escribir este también tiene el suyo propio. No me ha resultado una lectura pesada, más bien aburrida, los diálogos parecen muy monótonos y me da la misma sensación de como si los personajes hubiesen estado hablado solo con monosílabos.
Creo que no ha sabido sacar mucho provecho de la historia de Xalaquia, que era la que más juego podía darle.

Cuando leí el primer capítulo no me gustó nada.
El problema es que estaba alternando narración en presente y pasado en primera persona. Cuando leemos un libro en primera persona estamos acostumbrados a que el personaje narre todos los hechos en un mismo tiempo, pero en este caso narra los hechos que están sucediendo en ese mismo instante, en el presente, y luego aparecen frases en pasado que continúan el mismo suceso que estaba narrando anteriormente en presente. La impresión que tenía es que estaba contando recuerdos, pero luego volvía a hablar en presente. En resumen, el primer capítulo es un poco lioso de entender, no por el argumento (que eso lo pillas fácilmente), sino por lo que acabo de comentar. Obviamente está bien escrito, pero no lo acabo de entender del todo (aunque seguramente sea algo sencillo).

No me ha gustado la forma en la que escribe el autor. Cuando narra sucesos fantásticos y mágicos no me ha dado la sensación de que lo sean, le falta la “chispa”, no es un libro que produzca intriga, más bien te deja un poco indiferente a la hora de leerlo, y a veces no veo la relación entre ambas historias con algunas cosas que le suceden a Abril.

No es una lectura que recomiende, pero cada uno tiene sus gustos.
A pesar de que no me haya gustado, si el autor sacara la misma novela reescrita la leería, porque me parece una pena que el argumento sea bueno pero que el libro sea aburrido.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Los chicos del coro

LOVE IS IN THE AIR... (CARTA DE SAN VALENTÍN 2017)

Registro de libros leídos