MÁS ALLÁ DE LOS SUEÑOS (RELATO STOP BULLYING ) + ENTREGA DE PREMIOS



Entonces siento ese característico sabor de la sangre en mi boca. Esta vez no me defiendo, dejo que me peguen y espero a que acaben.
Cierro los ojos fuertemente y aprieto mis manos hasta que ya no las siento. Uno, dos, tres golpes más.

-¡¿Ya no eres tan valiente pedazo de marica?! –Habla el que me está golpeando.
-¿Dónde has dejado a tu novio? ¿Se ha suicidado? –Pregunta el que está grabando con un móvil. - ¡Deberías hacer lo mismo, gente como tú no se merece vivir! –Ríen todos.
-¡Mañana se lo enviaremos a todo el instituto! –Me grita al oído el último.

Más puñetazos. Ya no siento mi cuerpo y la vista se me empieza nublar. No se detienen al ver que me estoy quedando inconsciente como en otras ocasiones. Continúan sin parar, turnándose, riéndose de mí, humillándome, pero yo ya no hago nada por detenerlos porque quiero que todo acabe de una vez por todas,  lo veo en sus ojos, veo lo que quieren hacerme.

-¡Deberías darnos las gracias por lo que vamos a hacer! –Dice sonriéndome el líder del grupo.

Espero el último golpe. Uno, dos, tres segundos. No percibo en mi cuerpo el dolor del último.

-¡Corred! –Grita uno.

El ruido ensordecedor de unas sirenas se acerca, relajo mi cuerpo. El frío del oscuro rincón del patio es lo único que me acompaña, que me envuelve mientras me susurra suavemente al oído que me deje llevar, que cierre los ojos para no volverlos a abrir.
Voces comienzan a rodearme mientras varias figuras borrosas se acercan y se agachan. Alguien pone los dedos en mi cuello.

-¡Tiene pulso! –Es lo último que oigo antes de que la oscuridad me consuma.


Sueño con tu voz, que me suplica que no te abandone, que me pide que sea fuerte y despierte. Quiero hacerlo, quiero hacerlo por ti, pero no puedo, no puedo porque estoy atrapado, atrapado dentro de mí mismo.
Cada vez te oigo menos, pero siempre que sueño contigo me pides que siga luchando, que no abandone y que demuestre lo fuerte que soy.
También te oigo a ti mama, que lloras mientras me dices lo mucho que me quieres y las ganas que tienes de poder celebrar todos juntos mi decimoctavo cumpleaños.
El tiempo pasa, sigo soñando con vosotros en cada momento. He llegado a perdonar a aquellos que me hicieron tanto daño, porque ellos son los que verdaderamente necesitan ayuda.
He comprendido que no hay nada malo en mí, que no tengo que ocultar quien soy, que todos los que se burlan de mí son aquellos que están faltos del cariño que yo poseo de vosotros.

Siento la necesidad de veros, y mi cuerpo después de lo que parece mucho tiempo me responde, porque abro los ojos y lo primero que veo es a vosotros, los dos llorando y sonriéndome al mismo tiempo cogiéndome de las manos.

De lo único que me arrepiento es de no haber pedido ayuda antes.




Resultado de imagen de cuentoscontraelbullying


Este relato ha sido ganador del concurso "Cuentos contra el bullying" de la asociación Fair Saturday. Todos los beneficios de este relato serán para dicha asociación, y el premio obtenido será entregado a "Alega, asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria ".



Acto de entrega de premios



Acto de entrega de premios




Acto de entrega de premios junto a la representante de Alega Cantabria







Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ESTAMOS EMPARENTADOS CON EL MONO? (ENSAYO)

La novena hija del conde, Phavy Prieto

Metamorfosis (adaptación), Ovidio